Connect with us

ENTRETENIMIENTO

“Falcon y el Soldado de Invierno”, la nueva serie de acción de Marvel, llega a Disney+

Será este viernes, con eje en dos personajes conocidos por su amistad con el Capitán América y en cómo seguirán adelante tras lo ocurrido en la última entrega de Los Vengadores.

“Falcon y el Soldado de Invierno”, nueva serie que se suma al universo cinematográfico de Marvel tras el éxito de “WandaVision”, centrada en esos dos personajes conocidos por su amistad con el Capitán América y en cómo seguirán adelante tras los eventos ocurridos en la última entrega de los Vengadores, se estrenará este viernes en la plataforma de streaming Disney+.

En diálogo con Télam y otros medios internacionales, Malcolm Spellman, el guionista del proyecto, contó que el estallido de la pandemia de Covid-19 -que interrumpió durante casi todo el 2020 el rodaje- le permitió “construir una mayor conexión entre el universo de Marvel y la realidad” y que, al igual que en la narrativa de los protagonistas, “en este momento tenemos que elegir bien cómo manejarnos y pensar si esta situación nos va a unir o no”.

“Sentimos que las mismas cosas que pueden hacerte sentir que todo está mal, también pueden reunir a las personas y ser inspiradoras. Uno de los beneficios de trabajar en estas historias es que podemos enfocarnos en los mejores aspectos de la humanidad, con la esperanza de que en vez de que las personas se destruyan entre sí, aprendan a trabajar juntas para que las cosas mejoren”, dijo.

Justamente, la trama de la nueva apuesta de Disney retoma a los personajes de Sam Wilson (Anthony Mackie) y Bucky Barnes (Sebastian Stan), mejor conocidos como Falcon y el Soldado de Invierno, luego de los hechos de “Avengers: Endgame” (2019), en la que el gran equipo ensamblado de superhéroes da la batalla final contra el temible Thanos (Josh Brolin) luego de que eliminara a la mitad de la población de la Tierra con sólo un chasquido de los dedos.

En su desenlace, millones de fans alrededor del mundo confirmaron las teorías que habían elaborado a lo largo de una década cuando se conoció la muerte de Steve Rogers, el célebre Capitán América interpretado por Chris Evans desde 2011.

El acontecimiento no solo marcó el final de la llamada “Saga del Infinito” que inauguraron las películas de Marvel en 2008, sino que también sembró la incertidumbre sobre el futuro de Sam y Bucky, los personajes secundarios con mayor cercanía al más estadounidense de los superhéroes.

En ese sentido, “Falcon y el Soldado de Invierno” presenta un escenario en el que los protagonistas, que siempre se caracterizaron por tener algo de química y algo de rivalidad entre sí, deberán “confrontar su relación como individuos, sin la presencia de Steve Rogers para mediar entre ellos”, lo que les resulta “muy difícil, porque tienen sobre ellos ese enorme símbolo que también representa a alguien que está faltando en sus vidas”, explicó Spellman.

“En algún punto van a tener que decidir si tiene algún sentido mantener su amistad ahora que Capitán América ya no está, pero su espectro está en todos los episodios, y desde el primero ellos tienen que decidir qué va a pasar con su icónico escudo y qué hacer con la presión de representar su identidad”, adelantó.

Respecto al desarrollo de los personajes, el guionista contó que el proyecto comenzó con él y su equipo de creativos tomándose “un largo tiempo sólo para hablar sobre Sam y Bucky, y cuál sería su viaje a lo largo de los seis episodios, todavía sin tener ninguno escrito”.

“Hablamos de las cosas con las que tendrían que lidiar, y una vez que tuvimos esos arcos se hizo mucho más fácil crear los capítulos individuales”, detalló, y aseguró que siempre tuvo la idea de que la historia “tuviera mucha acción, pero que no dejara de lado todo el trabajo que se había hecho sobre los personajes”.

Al ser consultado sobre el caso particular del Soldado de Invierno, cuyo pasado repleto de traumas y violencia fue develándose en distintas películas de la franquicia, Spellman destacó que elaborar el personaje “fue uno de los aspectos más emocionantes del proyecto”, porque “se empezó desde un lugar común en el que Sebastian Stan, los fans y los creativos de Marvel sabían lo mismo sobre él”.

“Saben qué es lo que le hizo a la familia de Tony Stark (Iron Man), cómo mató a quién sabe cuántas personas, y en esta historia, si Bucky falla, va a caer ante sus demonios y nunca va a poder emerger como su mejor versión”, anticipó.

Spellman también realizó un paralelismo entre el contexto global y la narrativa que encara la producción, y señaló que si bien ya buscaban “crear una serie que fuera relevante y cuyos héroes fueran un ejemplo”, el inicio de la pandemia les permitió “construir una mayor conexión entre el universo de Marvel y la realidad”.

“En esta historia los personajes tienen una cosa en común y saben que tienen que unirse después del regreso al planeta de millones de personas. En nuestro mundo, hay una pandemia y tenemos que elegir bien cómo manejarnos, y pensar si esto nos va a unir o no”, opinó.

“Crecí leyendo estos cómics y miré las películas desde la primera que salió, y ser uno de los primeros en embarcarse en este nuevo capítulo es un trabajo soñado, pero también muy intimidamente”, concluyó.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRETENIMIENTO

Hace cinco años se apagaba la breve pero arrolladora vida de Prince

Su vida se apagó el 21 de abril de 2016, poco antes de cumplir 58 años, dejando un legado artístico revolucionario, cuya influencia todavía se hace sentir y se renueva constantemente ante la aparición de nuevo material póstumo.

Por Hernani Natale

Breve y contundente como su recordado show en Buenos Aires en el verano de 1991 o su arrolladora actuación de 2007 en el entretiempo del Superbowl fue la vida de Prince, que se apagó de manera prematura el 21 de abril de 2016, poco antes de cumplir 58 años, aunque dejó un legado artístico revolucionario, cuya influencia todavía se hace sentir y se renueva constantemente ante la aparición de nuevo material póstumo.

Prueba de esto último es el reciente anuncio del lanzamiento en junio próximo de un nuevo trabajo inédito, titulado “Welcome 2 America”; que se suma a la larga lista de material post mortem que se dio a conocer en los últimos cinco años, casi al mismo ritmo que le impuso en vida a su prolífica carrera, conformada por alrededor de 50 discos, decenas de hits, bandas sonoras y protagonismo en cuatro filmes.

Allí, el genial artista nacido en Minneapolis, que decidió darse a conocer con apenas su nombre de pila -y en algunos pasajes de su carrera con un símbolo verbalmente impronunciable- desplegó un híbrido musical que no solo se erige como el compendio más acabado de la música negra, sino que destaca además por el uso de sintetizadores, con el cual proyectó el sonido del futuro; sus finas melodías y su exudante sensualidad.

Todo eso tenía su correlato a nivel visual en el arrogante andar de esta figura, como forma de marcar un límite inviolable con el resto de los mortales; sus extravagantes trajes con volados, sus hipnóticos pasos de baile, su virtuosismo interpretativo y sus apabullantes performances.

“No me cuesta hablar de Prince porque es la única religión que abrazo. Es un estilo de música en sí mismo el que hacía. Lo vi en Argentina, y luego en Las Vegas y New Jersey y los tres shows fueron increíbles. Es un músico único, como performer una bestia y como compositor y creador de mundos también”, dijo a Télam Emmanuel Horvilleur, al ser consultado en su carácter de fan incondicional de este artista.

Ocurre que desde su aparición, Prince se convirtió en una influencia para sus colegas, a pesar de su corta edad, tal como lo demuestra la devoción manifestada por figuras del rock argentino, como es el caso de Charly García, Luis Alberto Spinetta y Fito Páez.

Precisamente, tras casi una década generando un evidente impacto en el rock argentino, el “genio de Minneapolis” ofreció el único concierto de su historia en nuestro país en enero de 1991, ocasión en la que la “crema” vernácula del género se agolpó en los pasillos del estadio de River Plate para ver la prueba de sonido, de tres horas y media, o el show, de polémicos 77 minutos, el mínimo que indicaba su contrato.

Prince en su ya mítica interpretación de “Purple Rain”, en el Supertazón de 2007

Así lo recordó para esta agencia el empresario Daniel Grinbank, responsable de esta visita, quien destacó que el show fue “tan excepcional” que le pareció que “lo breve se hizo dos veces breve”.

“Fue tan bueno que fue un suspiro”, puntualizó el promotor del show, quien reconoció que se enojó mucho en ese momento porque “la gente primero lo puteaba a él cuando le pedían más y no salía, pero después me puteaban a mí como si fuera el responsable de que haya sido tan corto”.

Ojo por ojo, la represalia de Grinbank fue cumplir solo con lo mínimo escrito en el contrato, por lo que canceló la fiesta post-show que iba a celebrarse en la discoteca Mix, para la cual Prince había hecho cerrar una peluquería solo para que lo maquillen para la celebración.

“Al final, como era un domingo de enero en Buenos Aires, estaba todo cerrado y terminó en el cabaret Shampoo, en la que fue una de las fiestas más bizarras que vi en mi vida. Estaban las chicas que trabajaban ahí, mezcladas con músicos y ‘celebrities’ que querían estar cerca de Prince”, remató el empresario.

Al ser consultado por Télam, Juan del Barrio, tecladista de Los Abuelos de la Nada, vislumbró algunas coincidencias entre Prince y Miguel Abuelo, a partir de la inclusión del baile como parte de sus actuaciones y la búsqueda de distintos “looks”.

“Diría que fue un vanguardista. Un símbolo del rock muy fuerte, un gran músico pero además un artista más integral. Un defensor del soul, el funk, pero con una cuota dark. Funk del futuro, podría ser. Y desde ya, toda la inclusión de la música electrónica, los sintetizadores, el tecno al servicio de su música”, apuntó Del Barrio a la hora de analizar su arte.

Así como su histrionismo lo llevó a actuar en cuatro filmes, algunos de ellos escritos y dirigidos por él, su excentricidad también fue parte de sus rasgos característicos como artista.

“Él siempre fue una estrella. Ponía una especie de distancia con los demás y eso siempre me pareció muy interesante”, celebró Horvilleur, en tanto que Grinbank, quien tuvo la posibilidad de tratarlo de manera un poco más personal, afirmó que esa actitud era una mezcla de “timidez y excentricidad”.

“No tenía diálogo con la gente, en lo personal era muy tímido y hay miles de anécdotas sobre esto. Pero también era muy excéntrico. Conmigo no habló nunca. Si me quería decir algo, se lo decía a su tour manager o a su abogado y me lo transmitían, pero nunca llegué a intercambiar palabras con él”, graficó.

Al momento de su muerte por una sobredosis de opiáceos, el creador de clásicos como “Purple Rain”, “Cream”, “Kiss” y “Little Red Corvette”, entre tantos éxitos, mantenía como de costumbre una intensa actividad, plagada de shows y con múltiples proyectos para futuros discos.

Pues entonces, no solo correspondería hablar de una vida breve y contundente como su show en Argentina, sino que también habría que agregar que con un impacto que no se apaga con el paso del tiempo. Y en cada nueva cinta hallada, Prince sigue siendo el artista más innovador y moderno de los últimos 40 años.

Continue Reading

ENTRETENIMIENTO

El Indio Solari sobre el show del sábado: “Lo vi como un espectador más”

Mediante un breve audio que difundió por Instagram, el cantante se refirió al espectáculo de Los Fundamentalistas del aire acondicionado transmitido por YouTube

El Indio Solari agradeció las muestras de cariño luego del recital del sábado por la noche que terminó siendo de difusión gratuita por YouTube, pero advirtió que toda la organización había corrido por parte de la banda que lo acompaña hace años: Los fundamentalistas del aire acondicionado.

“Quiero agradecer a todas las demostraciones de cariño que me llegaron, debo aclarar que llegaron de rebote porque yo le di la banda a los muchachos y ellos son los que lograron esta maravilla que vimos ayer, lo vi como un espectador más“, apuntó el Indio Solari en un breve audio publicado en Instagram.

En ese sentido, insistió que el espectáculo que se pudo disfrutar en YouTube fue mérito de Los fundamentalistas del aire acondicionado: “Toda la organización la hacen ellos yo soy como un consiglieri mayor pero no intervengo en esas ideas”.

Continue Reading

ENTRETENIMIENTO

Peteco Carabajal trae a Buenos Aires la “Gira de los 100 pueblos”

El músico, quien junto a sus hijos Homero Carabajal y Martina Ulrich conforma el terceto Riendas Libres, se embarcó en una gira que llegará el próximo fin de semana a tres salas de Buenos Aires, con nuevas canciones.

Peteco Carabajal, quien junto a sus hijos Homero Carabajal y Martina Ulrich conforma el terceto Riendas Libres, embarcado en una “Gira de los 100 pueblos” que llegará el próximo fin de semana a tres salas de Buenos Aires con nuevas canciones -entre ellas una dedicada a Diego Maradona-, admitió que esta serie de recitales “obedece a una cuestión casi de urgencia tras un año sin trabajar”.

“Si antes cobrábamos 100 ahora cobramos 1 y pasamos de actuar para miles a hacerlo para 80 personas, pero es algo que hacemos sin vergüenza, sin medir y con altura artística”, asegura Carabajal durante una charla con Télam atravesada por la crisis generada por la pandemia.

A los 64 años, el músico, cantante y compositor santiagueño que legó al repertorio de la música popular obras de la talla de “Como pájaros en el aire”, “Viejas promesas”, “La estrella azul”, “Soy santiagueño, soy chacarera”, “Desde el puente carretero”, “Volveré a Salavina”, “Perfume de carnaval”, “Al despertar” y “Digo la mazamorra” (sobre poema de Antonio Esteban Agüero), por citar apenas algunas, es parte de un nuevo desafío.

El proyecto Riendas Libres se lanzó en 2017 y a finales de ese mismo año publicó su álbum debut “El amor como bandera”, mostrando desde entonces una apuesta sonora que a la altura de la trayectoria de Peteco sintetiza tradiciones y novedades barnizadas por audacia y talento que Martina y Homero heredaron y asumen con ímpetu propio.

Con esa impronta el trío viene trajinando desde enero la “Gira de los 100 pueblos”, que por estas noches suena en localidades cordobesas y llegará luego a Buenos Aires con funciones en el Club Cultural y Fomento City Bell (el 26 a las 21); en el porteño Teatro El Nacional (el 27 a las 21.30 con entradas por Plateanet); y en El Padilla Espacio Cultural de Temperley (el 28 a las 19 con entradas por Passline).

Continue Reading

Trending