Connect with us

INTERES GENERAL

El kilo de pan cuesta hasta 170 pesos y los panaderos se quejan de los “terribles” aumentos de la materia prima

El precio del pan aumentó 18% durante el último fin de semana y los panaderos se quejaron de los “terribles” incrementos de la materia prima. Así, el kilo de pan cuesta entre 150 y 170 pesos, puntualizó este lunes el presidente de la Federación Industrial Panaderil de la provincia de Buenos Aires, Raúl Santoandré.

“Desde diciembre del año pasado hemos tenido aumentos de diferentes materias primas que se utilizan en la elaboración del pan: “por ejemplo, la harina subió un 25% y la levadura, un 40%”, puntualizó el dirigente. Y añadió que “el valor del envoltorio subió un 29% y este mes vino terrible lo que es margarina y grasa, con un 150% de incremento”.

“También influye en el precio el aumento de combustibles, las paritarias y, sobre todo, la gran presión fiscal”, se quejó Santoandré, en declaraciones al programa “Esta mañana”, que se emite por radio Rivadavia.

El directivo explicó, por caso, que la harina tiene 10,5% de IVA, por lo cual el kilo de pan “tiene un componente de 17 pesos solo por ese impuesto”. En ese sentido, expresó: “Es terrible la carga impositiva que tiene una pyme, que en este sector son microempresas familiares”.

Además, se lamentó porque “las ventas de las panaderías bajaron notablemente” durante la pandemia, y reconoció que “el pan es el único alimento, junto al mate cocido, al que pueden
acceder algunas familias”.

“La gente no tiene poder adquisitivo. Por eso, por eso los panaderos somos muy cautos al aumentar, porque sabemos que elaboramos un alimento esencial”, enfatizó Santoandré.

El incremento en el precio del pan pondrá presión a la inflación, que según datos oficiales fue del 4,1% en abril y acumuló 17,6% en el primer cuatrimestre del año, el nivel más elevado en los últimos cinco años.

Los alimentos se encuentran entre los productos que más aumentan: durante el mes pasado, la manteca subió 18,2%, la sal fina con 16,3% y el aceite con 9,3%, que son productos utilizados por las panaderías.

INTERES GENERAL

Por las nubes: la suba de los alquileres superó a la del salario

 

En un escenario donde la incertidumbre sanitaria, económica y social, producto de la pandemia, tiene una incidencia directa en el valor de los alquileres, los inquilinos terminan absorbiendo la mayor parte del impacto. Pese a la Ley sancionada hace un año, el valor para alquilar un techo digno sigue en alza, en un mercado donde la oferta es cada vez más estrecha.

Según los últimos relevamientos, el promedio de los alquileres supera al salario mínimo, vital y móvil. A la cifra para pagar el inmueble se le suman los servicios, la garantía, el equipamiento, la mudanza y –en algunos casos- más gastos en transporte: al tornarse impagable el alquiler en algunos barrios, las personas se ven empujadas a zonas más alejadas de sus trabajos.

Frente a este panorama, Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos Nacional y referente de Inquilinos Agrupados detalló en su cuenta de twitter números alarmantes: “A casi un año de la vigencia de la ley de alquileres: inflación: 42.65%, índice alquiler: 35% 8 puntos por debajo de la inflación”. En tal sentido advirtió que “esto explica el golpe de precios llevado adelante por el mercado, el incumplimiento de la ley y el intento por derogarla”.

Por su parte, el economista Nicolás Pertierra sostiene que “si uno analiza los datos de largo plazo en los últimos 5-10 años, los alquileres habían estado por debajo de la inflación”. Pertierra, quien integra el Centro de Estudios Económicos y Sociales, agrega que “los saltos devaluatorios habían dejado el valor del alquiler, en términos del valor de la propiedad, bastante retrasados”. Pero hoy sucede otra cosa: “los mono ambiente y dos ambientes tienen aumentos más del 40% al 50% y los tres ambientes un 60%”.

¿Derogar la Ley de alquileres?                                                  

Una presentación realizada por 29 Colegios de Martilleros ante la Cámara de Diputados pretende dejar sin efecto algunos puntos centrales de la norma. Uno es la extensión de los contratos; el otro, la regulación de los aumentos anuales.  “Si la ley se modifica, los inquilinos volveremos a ser rehenes de los martilleros y propietarios abusivos”, alerta Pablo García, fundador de Inquilinos de Pie. Esta posición es compartida por las demás asociaciones de inquilinos. Al respecto coinciden en señalar que a los corredores inmobiliarios no les conviene el plazo de tres años para un contrato de alquiler: “Sin esta cláusula podrían cobrar comisiones por renovaciones cada dos años. Con los propietarios sucede algo parecido, ya que ven reducido el margen de especulación y presión sobre quien alquila”, subraya Pablo García.

Estas organizaciones también coinciden en sostener que si avanza la propuesta de los Colegios de Martilleros agravaría aún más el panorama para los inquilinos, empujándolos a la intemperie e indefensión frente a aumentos arbitrarios.

Continue Reading

INTERES GENERAL

CAMESI se reunió con el Ministro de Desarrollo Económico Porteño

El presidente de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (CAMESI) Alejandro Ginevra y el director ejecutivo de la entidad, Mariano García Malbrán mantuvieron una reunión de trabajo con el ministro de Desarrollo Económico y Producción de la Ciudad de Buenos Aires, José Luis Giusti, en la que se abordaron temas vinculados a la actividad del sector, a la vez que se plantearon alternativas de acciones en común.

En representación de la entidad que nuclea a empresas y operadores inmobiliarios, los directivos de CAMESI le plantearon al funcionario la dificultad por la que atraviesan propietarios de locales comerciales y cocheras en CABA debido a las restricciones impuestas por la pandemia del COVID 19.

En ese sentido, el presidente de CAMESI, el desarrollador y corredor inmobiliario, Alejandro Ginevra, trasladó al funcionario el pedido del sector de “exceptuar por lo que resta del año del pago del servicio de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) como medida paliativa y excepcional a locales comerciales, galerías, estacionamientos y oficinas”.

Por su parte el Ministro Giusti afirmó que “desde el gobierno porteño somos conscientes de que muchos sectores han sido afectados y hemos generado beneficios a sectores como la hotelería, los salones de eventos y gimnasios, entre otros, pero también es una realidad que las ayudas están atadas por la dificultad de un lento repunte de la economía. No obstante, seguiremos haciendo nuestro máximo esfuerzo para estar presentes”

Otro de los temas abordados en la reunión con el Ministro, fue el avance y apoyo a la de la Ley de Agentes Inmobiliarios, de tratamiento en diferentes distritos del país y que le daría la posibilidad a muchos trabajadores inmobiliarios que hoy están imposibilitados de tener una nomenclatura en AFIP, una actividad reglada y colegiada con aportes y obligaciones.

Antes de finalizar ambas partes se comprometieron en avanzar en propuestas y políticas de modernización del microcentro porteño y el Ministro Giusti se mostró muy interesado en la motorización y conformación de una mesa que integren múltiples sectores para avanzar sobre el tema.

Tanto el funcionario del gobierno de la Ciudad como los representantes de CAMESI, acordaron mantener periódicos encuentros para avanzar en líneas de trabajo tendientes a atender las necesidades del sector inmobiliario.

Continue Reading

INTERES GENERAL

Preocupación desde CAMESI ante las medidas y su impacto en la economía

El real estate también sufrirá modificaciones ante la declaración del Gobierno Nacional de nueve días seguidos de confinamiento a partir del sábado y hasta el domingo 30 de mayo.

 

Así, las inmobiliarias de todo el país volverán a atender vía remota. Hay quejas en el segmento y se estima que, desde el inicio de la pandemia, cerraron más de 3000 empresas del rubro.

 

Desde el sector entendemos la gravedad del contexto sanitario y la necesidad de los cuidados extremos, pero no estamos seguros de que las autoridades comprendan acabadamente el impacto de un nuevo cierre en la actividad inmobiliaria; que se suma a la crisis que viene atravesando el sector hace ya tres años y a la caída histórica en la venta y alquileres de inmuebles que causó la pandemia durante el 2020. Sin medidas de incentivo o exenciones a las cargas impositivas del gobierno, que se sumen al endurecimiento de restricciones, tras 14 meses de caída en las operaciones, muchas empresas quedarán en el camino, afirmó Mariano García Malbrán, Director Ejecutivo de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios.

 

Expertos del sector indicaron que este confinamiento atrasa un leve repunte que se venía advirtiendo en la compra venta de unidades y sobre todo de terrenos para uso agropecuario.

Continue Reading

Trending